Asociación de madres y Padres de Niños con Leucemia y Cáncer

 

 
 
Quienes somos
 
 
este
este
Nuestras principales actividades
 
 
Cómo ayudarnos
 
 
 
este
Actividades del mes
 

Tener un hijo con cáncer provoca una serie de reacciones y angustias emocionales, conocidas como stress (informativo, emocional, espiritual, económico), que los padres y la familia tienen que enfrentar durante los más de tres años que dura la enfermedad y el proceso de curación en las distintas etapas de la enfermedad (el momento del diagnóstico, negación, cuando el niño está gravemente enfermo, o está por morir, el fallecimiento y el duelo).
Los médicos promueven la organización de los padres para ayudar a enfrentar esas reacciones, temores y angustias, ayudar a superar la enfermedad, a mejorar el cuidado del niño, cultivar la solidaridad entre ellos, con la premisa que los que ya han vivido la experiencia pueden ayudar a los otros a mitigarlas.

A nivel mundial se ha conformado la Confederación Internacional de Padres de Niños con Cáncer (CCI), con sede en Holanda. El capítulo en Nicaragua, la Asociación de Madres y Padres de Niños con Leucemia y Cáncer, conocida como MAPANICA está formada exclusivamente por padres, con la colaboración de familiares, amigos y voluntarios, impulsando una serie de actividades recreativas, de información y de autoayuda, para hacer posible la reducción de las angustias y temores que se sufren al tener un hijo con cáncer.
Se ha demostrado que los padres que participan activamente de las actividades de la Asociación son capaces de cuidar mejor a sus hijos y de superar la enfermedad con menos temores y angustias. La sociedad civil, expresada en ciudadanos voluntarios, pequeñas y grandes empresas, universidades, jóvenes, se han vinculado, participan y acompañan a MAPANICA en el desarrollo y éxito de las distintas actividades.

 

Nuestra Misión

Dedicada a brindar el apoyo y la solidaridad necesaria, en los diferentes momentos de la enfermedad, a la familia y al niño con cáncer.
 

Nuestra Visión

Los padres organizados para garantizar la solidaridad entre ellos, trabajando porque los logros alcanzados hasta la fecha, redunden en mayores beneficios. Con una sociedad sensibilizada y estimulada, que contribuya a garantizar el tratamiento integral a los niños con leucemia y cáncer de Nicaragua, con énfasis en el apoyo psicosocial a las madres y padres.