Historia

 
 
En 1986, los doctores Giuseppe Masera (Jefe del Departamento de Hematología del Hospital San Gerardo, Monza, de la Universidad de Milano), Dr. Giancarlo Tognoni (profesor del Instituto Mario Negri), amigos del poeta argentino Julio Cortázar, quien falleció de Cáncer, deciden honrar su memoria impulsando un Proyecto para la atención del niño con cáncer en Nicaragua, país en vías de desarrollo que en ese momento vive una revolución y sufre una guerra de agresión (link con poema a Managua). Son atendidos por el poeta Dr. Fernando Silva, en ese entonces Director del Hospital Nacional Infantil Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”
 
 
MAPANICA - Historia
 
 
 
El Proyecto de Atención al Niño con Cáncer fue diseñado con la estrategia de alianza terapéutica, compuesta por los médicos cuya función es indicar el tratamiento, los voluntarios asegurar la sostenibilidad financiera una vez terminado el proyecto y los padres organizados para el apoyo sicológico y social.

En este contexto, en 1996, nace MAPANICA, después de tres intentos de organizar a los padres. Los cooperantes italianos promueven una visita de observación a asociaciones similares (Monza, Trieste, Geneva, Bolognia), para aprender de las modalidades de organización y de ejecución de actividades sicosociales.

La reciente experiencia de Nicaragua es presentada en el primer Congreso de la Escuela Internacional de Hemato-Oncologia Pediátrica de Monza (MISPHO), donde los médicos asumen el acuerdo de organizar asociaciones de padres de niños con cáncer en cada país de América Latina.
 
 
 
 
En el año 2000 MAPANICA es aceptada como Asociación Miembro de la Confederación Internacional de padres de padres de niños con cáncer (ICCCPO), siendo invitada a asistir a sus reuniones anuales y presentar la experiencia de la organización (Estambul , Montreal, Toronto, Portugal, Buenos Aires) (link con página ICCCPO).

El grupo inicial fundador de MAPANICA fue conformado por madres y padres Freddy Cárdenas Ortega, Mayra Altamirano Carcache, Enrique Villavicencio, María Eugenia Lara, Pedrarias Dávila, Yadira Amador, Bernys Sánchez, Mario Cajina, Nora Sandigo.

 
 
Con lo aprendido en la visita a Italia y con la propuesta de cómo y porque organizar a los padres (link), escrita por el Dr. Max Chesler, de la Universidad de Michigan y vicepresidente de la ICCCPO, y el libro del Dr. Spineta, de San Diego, Aspectos emocionales del niño con cáncer” se concibe un Plan Estratégico que define la misión y visión para los próximos cinco años, se escogen las actividades recreativas y las reuniones y charlas con temas sicosociales como las estrategias principales que debe desarrollar la Asociación.

Al mismo tiempo, 1996, como parte del Proyecto La Mascota se financia la construcción dentro del hospital, del primer Albergue de Niños con Cáncer, con 9 habitaciones, para hospedar dos familias por habitación. Se escoge a la Asociación de Padres MAPANICA, para apoyar a las familias que vienen del interior del país, ubicando sus oficinas en ese local, lo que permitió y favoreció una estrecha interrelación con las distintas familias que rotaban por ese centro, conociendo de sus problemas para la búsqueda de soluciones, dándole sentido y quehacer, acentuando la razón de ser de la organización de padres.
 
 
 
MAPANICA - Primer Albergue de Niños con Cáncer
 
 
 
 
El profesor Giuseppe Masera estimula la constante búsqueda de líderes que se incorporen a trabajar por la Asociación, el acuña la frase “con dos padres que se reúnan ya existe asociación de padres” y más adelante cuando comprueba la masiva participación y el compromiso por MAPANICA, cita a Eduardo Galeano, escritor uruguayo: “la energía colectiva es más contagiosa que la peste”.